Historias de Magallanes

LA ACADEMIA DE CHILE

miércoles, marzo 15, 2006

Jorge Arias

“Vestir la camiseta albiceleste es un orgullo”


“En nuestra familia somos ocho hermanos. Entre ellos una mujer. El primer “chino” que llegó a Magallanes fue Juan, luego vino Antonio, quien fue el mejor de todos, ya que integró varias selecciones y fue mundialista en Alemania 74. Enseguida hizo su aparición Oscar, más tarde Enrique, después yo y Miguel fue el último. En el caso mío cuando cumplí los 14 años me fui a probar a Magallanes, cuando dirigía las series menores Ramón Estay. Al final del entrenamiento me llamó para decirme que estaba aceptado y así partí con los académicos”.

Cuando paso a juvenil lo seleccionó Fernando Riera, quien dirigía todo el fútbol nacional, para asistir a un torneo Sudamericano en Paraguay, cumpliendo una exitosa campaña. Esto le significó más tarde integrar el plantel estelar, donde alternó con “Chamaco” Valdés, Edson Beirut, Manuel Gaete, y Moisés Silva, entre algunos de los más sobresalientes.

“El premio a todo mi esfuerzo se coronó con el viaje a la ciudad de Valencia, España, donde fiché por el Levante, entidad que tenía en sus filas a Carlos Caszely, quien fue el responsable de mi contratación. Sin embargo, cuando llego al club valenciano, Carlos se iba al Español de Barcelona. Tres temporadas jugué en el plantel de esa institución, logre muchas amistades y dejé gratos recuerdos en la afición deportiva”.

Posteriormente retornó al país, integrándose a Unión Española, más adelante a Ñublense y Magallanes.

Su familia está integrada por su esposa Vivian Isabel y sus hijos, Jorge y Paula. Son sus hinchas más preciados. Y con una sonrisa expresa que “mi esposa llega tan temprano a la cancha donde juego, que pone las redes de los arcos y raya la cancha, jajaja”.
Pero hay algo más.

“Magallanes es mi segundo hogar. Desde niño estuve cerca de la institución. Por eso es que deseo, que mi querido equipo y mi querida academia suba a la Segunda División. Sueño todos los días con la victoria final y con la vuelta olímpica recibiendo los aplausos de todos los aficionados e hinchas del querido Magallanes. Pues, vestir la camiseta de albiceleste es un orgullo”.

Por Hernán "chamullo" Ampuero
Noviembre de 1995 - Revista ¡Arriba Magallanes!

Su sueño se cumplió el 17 de diciembre de aquel año. La tarde de ese día, como lo vemos en la foto, Magallanes se corona campeón y asciende a la Segunda División.

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home

 
ecoestadistica.com